La bella imagen es un instante de acompañamiento en los Retiros Terapéuticos en la Naturaleza captada por Laura Colomé lauracolome.com

Después de dos décadas acompañando terapéuticamente a personas, puedo sentenciar que EL CUERPO es el principal almacén de experiencias y que nuestros tejidos recuerdan lo que nuestra mente trata de olvidar a toda costa.

Hago referencia a experiencias buenas y también a experiencias traumáticas.

Aunque la palabra «trauma» está muy manida defiendo su uso porque nadie quiere visibilizar los dolores que ha tratado de esconder.

El trauma es la causa más evitada, ignorada, negada, peor comprendida y menos tratada del sufrimiento humano.

Vivimos en la sociedad que menos tiene en cuenta las emociones de las personas.

Una cultura que se ha erigido dominando la vulnerabilidad en pro de la producción. Seguimos sin tener en cuenta las necesidades afectivas, de presencia e intimidad, que tenemos los seres humanos.

No hay dos personas iguales, como no existen una experiencias o interpretación de los hechos igual a otra. Sí, sabemos que las personas, sobre todo las criaturas, pueden sentirse abrumadas por lo que acostumbramos a considerar normal y cotidiano otras personas.

No sólo te puede traumatizar un accidente de coche, un procedimiento médico invasivo, la pérdida de un ser querido, una guerra o un desastre natural.

Te traumatiza (y la bibliografía lo demuestra) una atención deficiente, ausente o negligente en tu infancia. También no haberte sentido amada, como haber crecido en entornos de violencia verbal, física y emocional.

La pérdida de conexión contigo misma, con tu cuerpo, con tus relaciones y, en general, con el mundo que te rodea es un signo más de que en algún momento te has sentido abrumada por un suceso y tu mente usó el recurso de desconectarse del cuerpo para sobrevivir.

Lo hizo para protegerte.

A veces te vas sintiendo mal y puede que te lo provoque algo en la actualidad (quizá lo sea) pero en ocasiones esta pérdida de autoestima, la falta de confianza en tí misma, la desconexión de los sentimientos básicos de bienestar y la pérdida de sentido vital vienen de experiencias que no pudimos gestionar en el pasado.

Respira. Quizá leyendo esto te vengan imágenes. Estás aquí y ahora, tu cuerpo lo sabe.

Te acompaño a reparar aquello que te desconectó de la vida.

Rocío Océano. Acompañamiento Integral en Trauma.

Agenda tu entrevista gratuita y hablamos:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.