Oda a la ternura

La ternura es una cualidad del cuerpo. Sentirnos tiernos, flexibles, espaciosos y confiados para cobijar al otro.

La ternura está extinguiéndose y reduciéndose a la etapa materno infantil primal, pero no es una cualidad sólo de mujeres.

Ella reside en nuestro cuerpo desde que nacemos y la recordamos, la ejercemos y la sentimos según la hayamos vivido.

Según hayamos sido tocados.

Es necesario bajarnos del trono de la intelectualidad que esta cultura nos entrega.

Darle más valor a la experiencia que al objetivo.

Ternura en los hombres.
Ternura en las mujeres.
Ternura en los pueblos.
Ternura en las instituciones.
Ternura en los colegios.
Ternura en la cultura.
Ternura en los mercados.

La revolución de la ternura llega cuando le damos espacio al amor a diario, cuando conseguimos entregarnos a una relación sin llevar la razón…

Cuando cesamos en la dominación, en los pequeños actos, en las pequeñas cosas.

Hay esperanza cuando vemos en el corazón del otro.

Hay esperanza cuando soltamos la necesidad de ser superior.

Hay esperanza cuando entendemos que ser tiernos nos regala dicha.

Hay esperanza cuando entregamos ternura por el propio placer de hacerlo.

Seamos humanos.

Seamos tiernos.

Anuncios

Un comentario sobre “Oda a la ternura

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑