Nací mujer

Eva Ruiz 2Nací Mujer. Tras la muerte de mi hermano nací yo, dos años después. Nací Mujer. En todas mis células lo ponía. Nací Mujer. Estuve pegada a mi padre, a mi madre, a mis abuelos, a las vecinas. Recuerdo mi llanto durante horas en el preciso instante de sentir cómo se despegaban los brazos que me acunaban de mi cuerpo y mi cara enfadada en las fotos de bebé. Nací Mujer.

Nací mujer. Mientras dormía a una realidad que lentamente se me hacía consciente, con un desconocimiento infantil saludable, me revelaba a las formas de dominación más ínfimas para algunos, más esenciales para mí. Nací mujer. Con ropa de mis hermanos me vistieron.

Nací mujer. Lista, suave, loca, desbordada, intensa, alegre, sensual, brillante, acongojada, triste, rebelde, cantante, fuerte, enmascarada, felina, devocional, bruja, vieja, divertida, apasionada, dulce, revolucionaria, poetisa, despierta, débil, sangrante…

Nací Mujer. Peleada con los barrotes de mi cuna, con los miedos que me esclavizan y con las aguas que se estancan. Nací mujer. Con un mullido nido aterciopelado para abrazar líquidamente a los seres que vinieron a habitarme. Nací mujer de caderas, barriga y pelo nada correctos, siempre perfectos.

Nací mujer. En la fe sanadora de la confianza en la vida derramo mis sentires y ataduras. Nací mujer libre. Hija de hijas. Hermana de mis hermanas. Madre de madres. Nací mujer. Vinculante, arrolladora, amante, filósofa. En mis plegarias transito a veces la queja y otras el éxtasis. Nací mujer.

Nací mujer. Mis suspiros hablan y mis gestos dinamizan la alegría del reencuentro. Nací mujer. Unida al conjuro de la humanidad, entregada al poderoso impulso de la magia de la vida, bendecida por la luz. Nací mujer. Habito cavernas, comadreo hasta el amanecer, lamo heridas, beso el dolor.

Nací mujer. En esta hermosa Tierra donde me dañan los dolores de mis hermanas. Nací mujer. Me revuelve la idea de aceptar dolor y abuso para mi hija, nació mujer. Nací mujer. Reverencio la belleza de cada centímetro de nuestra piel, admiro la transformación que produce lo hermoso, recuerdo la sanación de la luz.

Nací mujer y pido a los niveles superiores, inferiores, horizontales, circulares, familiares y fraternales que escuchen con atención el canto de nuestras entrañas. Se está produciendo el cambio, los hijos de la Tierra volvemos a ver. La ceguera murió y con ella nuestras corazas más profundas.

Ahora nos movemos, hablamos, sanamos y vibramos sin miedo.

Estamos listas para amar. Nacimos mujer.

Aprende a mirar dentro de ti

Anuncios

2 comentarios sobre “Nací mujer

Agrega el tuyo

  1. También nací mujer. Siento en mis propias entrañas el dolor de las hermanas a lo ancho y largo de la Tierra, también. Al tiempo que siento y vivo la fortaleza, la inspiración, la magia, la sabiduría que engendramos en nuestra energía femenina. Capaces de aunar un vuelo por todo el universo, plagado de potencia, serenidad, claridad. Y enorgullecerme de compartir con todas: haber nacido mujer.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑